2 oct. 2017


Ya pasa del mediodía,
es esa hora confusa
en que no sabes
si es tarde o aún hay tiempo.

Mirando por la ventana
aprecias la libertad
y volteas a tu jaula de oro
confiando en que valorarás
lo seguro y conocido,
suspirando por lo demás.

10 feb. 2013

Sanaciones

Sufro.

Porque te vas
pero sigues conmigo.

Porque te pienso
y a la vez te olvido.

Porque te amo
pero no te quiero cerca.

Porque me haces daño
y curas mis heridas.

Porque sin ti
mi camino está oscuro,
y contigo, no encuentro la salida.

Porque te saco de mi vida
y sigues en mis sueños.

Sufro porque quiero.

Tocar fondo

Al precipicio, 
en caída con obstáculos, 
a ratos sin sentirlo 
y a ratos desgarrando.

Ahí donde convergen
tu olvido y tu desdén,
tu camino y tu destino
y se borran al instante.

Ahí me quedo yo,
lamiendo mis heridas,
arrancándome las plumas
e inmolando la pasión.

Esperando.

Y como el tiempo no perdona,
mi cuerpo y mi mente empiezan
a olvidar.

Y perdonan.

Al menos, eso creo...

17 oct. 2012

Carta a mi pasado.

Hola:

Hace 12 años, exactamente, cambiaste el rumbo de mi vida. Te lo agradezco y nunca lo olvidaré.
Hoy, cuando el tiempo ha pasado y la vida continúa, te digo adiós.

Me duele, pero me duele más el saber que ya no somos compatibles y que tenemos poco menos que ninguna oportunidad de cualquier cosa, incluso amistad.

Cada uno de estos 17 de octubre, desde el año 2000 hasta hoy, mis pensamientos han sido los mismos, pero éste será el último.

Te amé, como nunca lo había hecho.

Le pido a Dios que seas feliz, de la manera en que tú quieras, con o sin alguien, esa es tu decisión.

Esta puede ser la última vez que te dedique algo, y aunque siempre sabrás dónde encontrarme, intenta no buscarme, por favor.



Moonlady

20 sept. 2012

Envidia

Siempre lo supe.
Era cuestión de tiempo y circunstancias.
Era una realidad latente, tangible y enfermiza como el invierno.
Estaba ahi aunque la negáramos.
Y llegó.

Y cuando supe que era el momento
te comencé a extrañar,
aún antes de despedirnos.
Y siempre lo supiste.

Así como el segundero del reloj nos acerca cada instante al siguiente paso,
así nos lleva al final.
Y se acabó.
Y siempre lo supe.
Siempre. Siempre.
Y te extrañaré toda la vida,
la tuya y la mía.

Y tú no me extrañarás
porque no eres de los que extrañan lo pasado.
Y siempre lo supe.
Y te envidio.

9 abr. 2012

una pausa en el andar siempre te hace reflexionar

Verso sin esfuerzo, jejejejeje.
¡¿Cuánto tiempo fuera?! Ni siquiera me había percatado de que los días han pasado, las horas se han consumido y yo sigo aqui...nada es eterno ¿¿¿nada??? no sé. La maravilla de plasmar tus pensamientos es atemporal, pues aunque pasen muchos años, si empiezo a escribir me vuelvo a enviciar.

He hecho una pausa, necesaria, justificada, agradecida y bendecida...espero aprovecharla de la mejor manera posible...

27 nov. 2010

¿Los "me choca" de Moonlady?...mejor no

Hace tiempo he visto en diferentes blogs y muros de Facebook una lista personalizada de aquellos detalles de la vida que no le gustan a la persona que la escribe, y pensando en mis propios "me choca", me di cuenta de que no tengo tantos como para hacer una lista, pero sí tengo muchísimos "me encanta" que me gustaría compartir:

  1. Me encanta Noviembre
  2. Me encanta mi marido
  3. Me encanta la risa de mis hijas cuando les hago cosquillas
  4. Me encanta el olor de las montañas en la mañana
  5. Me encanta el chocolate
  6. Me encanta que me abracen al dormir
  7. Me encanta manejar en carreteras secundarias
  8. Me encanta salir de la ciudad en un día lluvioso
  9. Me encantan los libros
  10. Me encanta ver dormir a los bebés
  11. Me encanta comer nueces
  12. Me encanta sentirme plena
  13. Me encanta contarle cuentos a los niños de kinder
  14. Me encanta platicar con Sofía
  15. Me encanta acunar a Nathalia
  16. Me encanta resolver acertijos matemáticos a la primera
  17. Me encanta pasearme por los pasillos de ferretería
  18. Me encanta escribir en hojas blancas
  19. Me encanta saludar viejos amigos
  20. Me encanta pintar las paredes de mi casa

continuará...

25 sept. 2010

3 sept. 2010

Prisionera



Soy rehén de mi propio miedo, alimentado por balas y sirenas que brotan desde la malicia del terror...no concibo el temer salir a trabajar, dejar a mis hijas en la escuela, llevarlas al parque sin preocupación. Me da asco mi propio miedo, el temor en las miradas de la gente cuando pasan junto a mi sin mirarme, casi corriendo...


¿qué les voy a enseñar a ellas? ¿que no tengan ganas de jugar afuera? ¿que si ven camionetas grandes con puros hombres se alejen corriendo? ¿que en el lugar en donde viven puede matarlas en su escuela?


Estoy harta, francamente hastiada del miedo que me impide defender mi libertad.


A 200 años de la rebelión, aún somos prisioneros.

28 ago. 2010

Gracias por tus letras Benedetti...

"Todavía tengo casi todos mis dientes
casi todos mis cabellos
y poquísimas canas,
puedo hacer y deshacer el amor,
trepar una escalera de dos en dos
y correr cuarenta metros detrás del ómnibus,
o sea que no debería sentirme viejo
pero el grave problema es que antes
no me fijaba en esos detalles".

Mario Benedetti